FACULTAMIENTO Y DELEGACIÓN

En el artículo anterior se presentaron las características de “Delegar”, ahora se hablará sobre el “Facultamiento” o Empoderamiento (Empowerment), que significa:

“Proporcionar libertad a las personas para realizar con éxito lo que ellos deseen, más que hacerlos que hagan lo que el directivo quiere” (Whetten & Cameron, 2005, p. 401).

 

Características del Facultamiento

  • Fuente Interna
  • Capacidad de hacer que los demás hagan lo que quieren
  • Obtener más no afecta cuanto tengan los demás
  • Finalmente, todos pueden tenerlo
  • Lleva a la cooperación

El Facultamiento consiste en permitir que otras personas de la organización, que no sean los directores de la misma, decidan e influyan en los resultados deseados de la organización.

No es solo en delegarles una tarea sino en concederles suficiente autoridad, ofrecerles la información y la capacitación necesaria para que tengan muchas probabilidades de éxito. De esta manera se logrará que la Organización sea más exitosa y que cada uno de sus integrantes se sienta realizado y se comprometa más con ella.

El “Facultamiento o Empoderamiento se basa en una influencia mutua, en la distribución creativa de poder y en una responsabilidad compartida; es un estilo de hacer las cosas, permite al individuo utilizar su talento y sus capacidades, fomenta la consecución, invierte en el aprendizaje, revela el espíritu de una organización y crea relaciones eficaces: informa, orienta, asesora, sirve, genera y libera”.
 
Las organizaciones exitosas se basan hoy en día en generar esquemas de poder compartido en donde el personal es corresponsable del destino de su empresa. Sin embargo solo las organizaciones que tengan un grado de madurez que les permita ejercer autoridad, poder y decisión, podrán conferir a su personal estos atributos.
 
Así, el Facultamiento es el conjunto de acciones para conferir poder al personal. Aunque en algunos escenarios se le ha traducido al español como “delegación”, dicho termino resulta pobre y limitado, ya que carece del impacto que significa no solo conferir poder al subordinado, sino fortalecerlo y desarrollarlo durante el proceso.
 
Empowerment o facultamiento significa “energización”, que es:
“El hecho de delegar poder y autoridad a los subordinados y conferirles el sentimiento de que son dueños de su propio trabajo” (Byham y Cox, 1992).
 
El facultamiento es una herramienta que apoya a la  Calidad Total ya que provee los elementos de desarrollo humano para fortalecer los procesos que llevan  a las empresas a la competitividad.
 
El facultamiento se convierte en la herramienta estratégica que fortalece el que hacer del liderazgo, que da sentido al trabajo en equipo y que permite que la Calidad Total deje de ser una filosofía motivacional desde la perspectiva humana y se convierta en un sistema radicalmente funcional. El facultamiento viene a llenar todos esos huecos que quedaban en los esquemas de desarrollo humano (CCTC, 1995).
 
El facultamiento o empowerment bajo la perspectiva de la Calidad Total, permite a las personas independiente de su nivel jerárquico poderse mover en tres diferentes niveles de capacidades:
  1. Lo que se nos pide hacer
  2. Lo que podríamos hacer con facilidad
  3. Lo que en realidad somos capaces de hacer

Janin Ricalde

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *